Ventajas de utilizar suelo radiante en mi vivienda
609 05 13 80 maestrocobo@gmail.com

Nos cuesta aceptarlo: los días de verano y calor van llegando a su fin. Ya empezamos a pensar en cómo afrontar los días de invierno y no morir en el intento. Hoy queremos daros a conocer las ventajas de utilizar suelo radiante en tu vivienda como forma de climatización.

Algunos sistemas de calefacción de hoy en día no son productivos:

  • No calientan todas las estancias
  • Alto gasto económico
  • Baja eficiencia energética
  • etc.

En definitiva, son una mala opción. Y casi siempre es la opción con la que contamos.

¡SE ACABO EL PASAR FRÍO!

Contar con una buena climatización que distribuya tanto el frío como el calor es una inversión que, a la larga, nos beneficiará.

Antes de comentaros las principales ventajas de utilizar suelo radiante, vamos a explicaros qué es, para aquellos que no lo sepáis bien.

El suelo radiante es un sistema de tuberías que se instala en la superficie de toda la vivienda bajo el suelo.

El suelo puede ser de parquet, mármol, moqueta…

Sistema de suelo radiante

¿Cómo se produce el calor? Las tuberías van cargadas de agua caliente, que transmiten el calor a la viviendas. Para producirlo, utilizamos calderas de gas, placas solares, bombonas…

Ahora vamos a lo que nos interesa: ventajas de utilizar suelo radiante en mi vivienda.

Ahorro económico y energético

La utilización de este sistema de climatización puede suponer un ahorro del 10% al 20% en comparación a otros sistemas.

Más comodidad en tu hogar

Gracias a la distribución de los tubos por toda la vivienda, no habrá zona en la que se note frío.

Además, la temperatura del aire cercano al suelo será más cálida que la temperatura del aire superior, repartiéndose uniformemente por todas las estancias.

También sirve para verano

Toda la instalación puede servirnos para refrescar la casa durante el verano mediante la utilización de agua fría.

No ocupa espacio

Al ir por debajo del suelo, no tenemos la sensación de que ocupa espacio. Al contrario que radiadores o equipos de aire caliente.

Es un punto a favor de la estética de tu hogar, ya que no afecta a su decoración.

Puede funcionar de forma continúa

Gracias a su bajo gasto energético, puede estar en funcionamiento muchas horas sin suponer un gran gasto.

Además, puede ser muy útil para hogares o estancias donde vaya a haber gente durante mucho tiempo.

Como podemos ver, las ventajas de utilizar suelo radiante en tu casa son muchas. Pero si te quieres lanzar en esta aventura también debes tener en cuenta:

  • Supone un gasto inicial elevado.
  • Hay que realizar obra para su instalación.
  • El desconocimiento de su uso puede ser un inconveniente importante.
  • etc.

Conociendo, tanto las ventajas como las desventajas, ¡la decisión es tuya! Eso sí, cuenta siempre con profesionales que sepan realizar este tipo de trabajos.